Utilizamos cookies propias y de terceros. Continuar navegando implica su aceptación.Más información

Aceptar

El origen de Heura: Crear la Carne del Siglo XXI.

El origen de Heura: Crear la Carne del Siglo XXI.
27/12/2019

Si hubieses vivido en la Nueva York de 1880 habrías tenido un problema: moverte por calles inundadas de excrementos y orina de caballo.

Al final de cada día el intenso olor habría acabado incrustado en cada poro de tu piel. De forma cotidiana tendrías que enfrentarte a la crisis medioambiental y de salud pública debida a la desmesurada generación de estiércol. Los caballos estaban en todas partes ya que el carruaje tirado por equinos era la tecnología predominante en la ciudad para el transporte de personas, bienes de consumo y materias primas. 

Se calcula que 200.000 caballos circulaban día tras día por las calles de Nueva York. Para poder comparar, el número de taxis, Ubers y resto de vehículos de empresas basadas en apps circulando en la Gran Manzana a día de hoy es alrededor de 100.000.

Las autoridades se veían desbordadas. El crecimiento exponencial de la urbe requería de más y más caballos. Nueva York se estaba hundiendo, literalmente, en la mierda.

La solución, sin embargo, no fue consecuencia de la preocupación por el medio ambiente, la salud pública o el bienestar de los exhaustos animales. Una nueva tecnología dejó obsoleto el carruaje tirado por caballos: el motor de explosión combinado con la producción en línea de automóviles.

Foods For Tomorrow ha nacido con el objetivo de dar solución a un grave problema generado por otra tecnología obsoleta: la utilización de animales de consumo para producir nuestras proteínas. Si los carruajes tirados por caballos generaron un grave problema a la ciudad de Nueva York, la producción de proteína animal está generando un problema a escala planetaria tanto a nivel medioambiental como ético.

Los animales de consumo nunca han sido eficientes en la conversión de alimento vegetal en proteínas. ¿Por qué deberían serlo? No es un rasgo que jugase un papel determinante a lo largo de su evolución. Vacas, cerdos y pollos son biológicamente ineficientes como tecnología de producción de proteínas.

Esta ineficiencia ha requerido el desarrollo de un método industrial de crianza para poder abastecer la creciente demanda de proteínas de una población mundial en constante aumento. 

Esta ganadería industrializada es una causa principal del calentamiento global debido a la deforestación para generar pastos y cultivos con los que alimentar al ganado. A su vez, las emisiones de gases de efecto invernadero producidas por los animales superan a las de todos los coches, camiones, trenes, barcos y aviones juntos.

Además, la ganadería es una causa principal de consumo y polución de agua y de la pérdida de biodiversidad a escala global. 

En Foods For Tomorrow creemos que la solución a estos problemas no solo pasa por apelar a las conciencias de empresas, instituciones y consumidores. Al igual que en el caso de los automóviles imponiéndose a los carruajes tirados por caballos, es necesaria una tecnología más eficiente que haga innecesaria la anterior.

Aunque la producción de carne conlleva serios problemas medioambientales, éticos y humanitarios, no es menos cierto que es un alimento que desata pasiones en todo el mundo. Sin embargo, a la gente le gusta la carne no por el hecho de que provenga de animales sino, más bien, a pesar de que provenga de ellos. Las personas consumidoras están mayoritariamente a favor del bienestar de los animales y muestran rechazo hacia las prácticas de la ganadería industrial. Podría decirse que los animales son los desafortunados intermediarios entre nosotros y las características gastronómicas que valoramos de la carne.

Pero, ¿y si pudiésemos eliminar al animal de la ecuación, dejando solo lo que realmente valoramos de la experiencia sensorial de comer carne?   

Esa pregunta nos llevó a desarrollar durante dos años un alimento que no solo igualase a la carne sino que la superase. Seleccionamos las proteínas vegetales más nutritivas para crear un producto que aunase lo mejor de la carne con lo mejor de los vegetales. Nos embarcamos en la búsqueda de esa nueva tecnología que hiciese innecesaria a la anterior. 

Así, creamos Heura, nuestra carne vegetal que ya está enamorando hasta a las personas más carnívoras. Sabíamos que las características más valoradas de la carne son su sabor, textura y jugosidad. La combinación de las tres, sumadas al aroma, conforman la experiencia sensorial de comer carne. Heura no solo iguala el sabor, textura y jugosidad de la carne sino que nutricionalmente es rico en proteínas, fibra, hierro y vitamina B12. Es bajo en grasas saturadas y, por supuesto, no contiene las hormonas y antibióticos que se encuentran en los productos cárnicos. Además, su producción es mucho más sostenible, como necesita nuestro planeta y prefieren los consumidores y consumidoras.

Esta es la manera Foods For Tomorrow de alinear nuestros gustos con nuestros valores. Solo había que crear la tecnología que los fundiese. Ahora que el motor de explosión está dando paso al motor eléctrico y los vehículos son menos contaminantes (quién se lo hubiera dicho a los habitantes de la Nueva York de 1880), ¿por qué no hacer lo propio con la contaminante tecnología tras la producción de proteínas animales?

Heura como lo entendemos es solo el principio. En la actualidad estamos trabajando en nuevos productos para inundar el mercado con alimentos que no nos hagan renunciar a nada, pero que estén alineados con las necesidades del planeta y los valores que la mayoría compartimos.

Alimentos deliciosos elaborados con una tecnología sostenible con la que poder disfrutar sin remordimientos el sabor del futuro, que de hecho, ya es el del presente